temperamento - epaaasf

Temperamento Flemático

0 Flares 0 Flares ×

Como hemos venido conversando en artículos anteriores sobre el tema del  temperamento el término proviene del latín temperamentum: “medida”. Es la manera natural con que un ser humano interactúa con el entorno. Puede ser hereditario y no influyen factores externos (sólo si esos estímulos fuesen demasiado fuertes y constantes); es la capa instintivo-afectiva de la personalidad, sobre la cual la inteligencia y la voluntad modelarán el carácter (en el cual sí influye el ambiente); ocupa también la habilidad para adaptarse, el estado de ánimo, la intensidad, el nivel de actividad, la accesibilidad, y la regularidad.

El temperamento es la naturaleza general de la personalidad de un individuo, basada las características del tipo de sistema nervioso,  está relacionado con la influencia endocrina (que se debe a los genes, y que se manifiesta en determinados rasgos físicos y psicológicos). El temperamento y el carácter definen la personalidad del ser humano; y la diferente combinación e intensidad que éstos se manifiesten en sus diferentes áreas, nos hacen únicos y humanos.

Los temperamentos o el temperamento es el rasgo descriptivo del estilo de actuar que nos distingue de los demás como únicos e irreemplazables, de modo que podamos armonizar con ellos.

El estudio de los temperamentos ocupaba un papel importante en la psicología anterior al Siglo XX.  Actualmente, tiene su gran valor cotidiano y de utilidad para las personas en búsqueda de mayor sentido a su vida mediante su expresión temperamental y de sus virtudes.

En esta ocasión nos vamos a referir al Temperamento Flemático

Es un tipo de sistema nervioso lento y equilibrado que se caracteriza por tener una baja sensibilidad, pero una alta actividad y concentración de la atención; es característico de su sistema nervioso una baja reactividad a los estímulos del medio, y una lenta correlación de la actividad a la reactividad, es introvertido y posee baja flexibilidad a los cambios de ambiente.

Las personas que tienen este temperamento son tranquilas, no pierde fácilmente  la compostura y en muy pocos momentos se molestan, su ánimo es alegre, apacible, bondadoso, conciliador por excelencia, lo que hace que tenga un efecto sedante sobre las demás personas.

Al ser tan equilibrados se convierten en el más agradable de todos los temperamentos con un sentido del humor agudo.  Al ser respetuoso tiende a no involucrarse demasiado en las actividades de los demás. Por lo general suele ser una persona apática, además de tener una buena elocuencia. No busca ser un líder, sin embargo puede llegar a ser uno muy capaz. Sabe escuchar y solo dará un consejo u orientación si se lo piden.

Son personas serias muy racionales lo que los lleva a ser calculadores y analíticos, es la persona más fácil de relacionarse con los demás, con un trato excelente, muy capaces y admiradas por su equilibrio y ecuanimidad.

El flemático es frío, se toma su tiempo para la toma de decisiones. Prefiere vivir una existencia feliz, placentera y muy armónica. Es muy importante para el temperamento flemático trabajar conscientemente  cambiar el pesimismo por el optimismo, la preocupación por la ocupación, la pasividad y la indiferencia por la acción que lo involucre en las actividades.

Su terquedad que lo paraliza, trabajarla por la flexibilidad para no huir de los compromisos; tiene tantas cualidades positivas al ser práctico y confiable que vale la pena mejorar este aspecto. Recordar que es eficiente si se lo exigen, es práctico, sencillo y apaciguado en lo que emprende. Tiene una gran necesidad de reconocimiento y respeto lo que hace con las demás personas, se merece que lo hagan con él.

Hasta nuestro próximo encuentro de aprendizaje reflexivo. Esperamos tus comentarios.

Luciamelia

Queremos saber tu opinion