Archivo de la etiqueta: elección

temperamento - epaaasf

Temperamento Flemático

Como hemos venido conversando en artículos anteriores sobre el tema del  temperamento el término proviene del latín temperamentum: “medida”. Es la manera natural con que un ser humano interactúa con el entorno. Puede ser hereditario y no influyen factores externos (sólo si esos estímulos fuesen demasiado fuertes y constantes); es la capa instintivo-afectiva de la personalidad, sobre la cual la inteligencia y la voluntad modelarán el carácter (en el cual sí influye el ambiente); ocupa también la habilidad para adaptarse, el estado de ánimo, la intensidad, el nivel de actividad, la accesibilidad, y la regularidad.

El temperamento es la naturaleza general de la personalidad de un individuo, basada las características del tipo de sistema nervioso,  está relacionado con la influencia endocrina (que se debe a los genes, y que se manifiesta en determinados rasgos físicos y psicológicos). El temperamento y el carácter definen la personalidad del ser humano; y la diferente combinación e intensidad que éstos se manifiesten en sus diferentes áreas, nos hacen únicos y humanos.

Los temperamentos o el temperamento es el rasgo descriptivo del estilo de actuar que nos distingue de los demás como únicos e irreemplazables, de modo que podamos armonizar con ellos.

El estudio de los temperamentos ocupaba un papel importante en la psicología anterior al Siglo XX.  Actualmente, tiene su gran valor cotidiano y de utilidad para las personas en búsqueda de mayor sentido a su vida mediante su expresión temperamental y de sus virtudes.

En esta ocasión nos vamos a referir al Temperamento Flemático

Es un tipo de sistema nervioso lento y equilibrado que se caracteriza por tener una baja sensibilidad, pero una alta actividad y concentración de la atención; es característico de su sistema nervioso una baja reactividad a los estímulos del medio, y una lenta correlación de la actividad a la reactividad, es introvertido y posee baja flexibilidad a los cambios de ambiente.

Las personas que tienen este temperamento son tranquilas, no pierde fácilmente  la compostura y en muy pocos momentos se molestan, su ánimo es alegre, apacible, bondadoso, conciliador por excelencia, lo que hace que tenga un efecto sedante sobre las demás personas.

Al ser tan equilibrados se convierten en el más agradable de todos los temperamentos con un sentido del humor agudo.  Al ser respetuoso tiende a no involucrarse demasiado en las actividades de los demás. Por lo general suele ser una persona apática, además de tener una buena elocuencia. No busca ser un líder, sin embargo puede llegar a ser uno muy capaz. Sabe escuchar y solo dará un consejo u orientación si se lo piden.

Son personas serias muy racionales lo que los lleva a ser calculadores y analíticos, es la persona más fácil de relacionarse con los demás, con un trato excelente, muy capaces y admiradas por su equilibrio y ecuanimidad.

El flemático es frío, se toma su tiempo para la toma de decisiones. Prefiere vivir una existencia feliz, placentera y muy armónica. Es muy importante para el temperamento flemático trabajar conscientemente  cambiar el pesimismo por el optimismo, la preocupación por la ocupación, la pasividad y la indiferencia por la acción que lo involucre en las actividades.

Su terquedad que lo paraliza, trabajarla por la flexibilidad para no huir de los compromisos; tiene tantas cualidades positivas al ser práctico y confiable que vale la pena mejorar este aspecto. Recordar que es eficiente si se lo exigen, es práctico, sencillo y apaciguado en lo que emprende. Tiene una gran necesidad de reconocimiento y respeto lo que hace con las demás personas, se merece que lo hagan con él.

Hasta nuestro próximo encuentro de aprendizaje reflexivo. Esperamos tus comentarios.

Luciamelia

resiliencia -epaasf

Tengo el Corazón de Piedra

Al escuchar a un paciente que me dice: “tengo el corazón de piedra” me conecto con la metáfora de lo que quiere expresar, en relación al dolor de ese momento, es cuando en forma jocosa para romper su metáfora, le respondo: Excelente eres mi primer paciente con trasplante de corazón, que maravillosa experiencia para mí como profesional; la risa no se hace esperar para sustituir las lágrimas del dolor.

¿Cuántos Corazones de Piedra  tengo a mi alrededor que ahora leen esto?  Bien a todos esos que por un momento se bloquean el amor para abrazar una metáfora con pasión y justificar y justificarse, una y mil veces, la razón para no volver a amar, es a quienes les dedico este escrito.

¿Que finalice una relación afectiva no te convierte en insensible o sin sentimientos?, no te obliga a hacer un drama de novela, con tus emociones, hundirte en un pozo profundo de tristeza y sufrimiento, donde la oscuridad abraza a la luz para seguir dando vueltas al dolor o al rol de víctima y que todos te compadezcan con el “pobrecito” Acéptate  en este momento con todas las emociones revueltas, acepta tus sentimientos de ira, rabia, dolor.

Y  salir de ese estado conviértelo  nuevamente en un reto, resurgir para seguir viviendo con el mismo corazón con cuatro ventrículos que gracias a dios sigue funcionando, como el órgano responsable de la circulación mayor y menor de la sangre, estas vivo, “estas aquí y ahora”, lo más lindo es salir de ese estado emocional fortalecido, siendo resiliente, tomando lo bonito de ese amor para  mantenerlo en tu experiencia de aprendizaje. Para reanudar la vida con más pasión, con más energía, con más amor;  haciéndote responsable de seguir con optimismo, sin drama, busca la alegría de los momentos compartidos, fueron tan buenos que los vas a volver a repetir.

Vamos tu puedes hacerlo, tienes la fuerza positiva para salir de  allí. Quiero recordarte SI TE GUSTAN LAS METAFORAS EN TU VIDA, TE INVITO A LEER ESTAS: “Lava derramada de la punta de un volcán en erupción”. Eso es la ira. Y si trabajas la ira, la rabia y la impotencia que te produce una ruptura tu vida cambia. Acepta ser: “Un triste niño impotente frente al adulto abusivo que le roba su juguete preferido”. Ese era yo cuando perdí a mi novia. Solo te invito que el “lindo sol que iluminas el día, lucero que adornas la noche, flor que adornas mi árido campo, estrella guía de mi camino errado, ven, deja que te abrace”. USA LAS METAFORAS EN POSITIVO.

Hasta nuestro próximo encuentro de aprendizaje reflexivo con brillo en tus ojos, alegría en tú corazón y más amor para compartir.

Luciamelia.

epaasf

El Valor del Respeto.

El respeto es uno de los valores morales más importantes del ser humano, pues es fundamental para lograr una armoniosa interacción social. Una de las premisas más importantes sobre el respeto, es que para ser respetado, es necesario saber o aprender a respetar, a comprender al otro, a valorar sus intereses y necesidades.

La palabra proviene del latín respectus, que traduce “atención”, “consideración” y originalmente significaba ‘mirar de nuevo’, de allí que algo que merezca una segunda mirada sea algo digno de respeto..

El respeto debe ser mutuo para que nazca de un sentimiento de reciprocidad, se aprende. Respetar no significa estar de acuerdo en todos con la otra persona, sino que se trata de no discriminar ni ofender a esa persona por su forma de vida, sus decisiones, siempre y cuando dichas decisiones, no causen ningún daño, ni afecten o irrespeten a los demás.

Te recuerdo que es un sentimiento positivo, que se refiere a la acción de respetar; que es equivalente a sentir aprecio y reconocimiento por una persona, animal o cosa.

En este sentido, respetar también es ser tolerante con quien no piensa igual que tú, quien no comparte tus mismos gustos o intereses, quien es diferente o ha decidido diferenciarse. El respeto a la diversidad para garantizar una convivencia sana, respeto a tus ideas, opiniones, a tu manera de ser.

Hasta nuestro próximo encuentro de aprendizaje reflexivo, un respetuoso abrazo virtual.

Luciamelia

epaasf

La Transferencia …

COMO MECANISMO DE DEFENSA QUE DEBILITA LA AUTOESTIMA.

Vamos a revisar de forma sencilla su utilización y relación con la autoestima, la persona que tengo adelante me va a servir para repetir situaciones y deseos, tanto reprimidos, como no reprimidos y pasados, es poner en el otros un vínculo fantasmal.

A veces no soportamos o no podemos reconocer sentimientos propios con lo cual, como mecanismo de defensa, nuestra psique proyectará lo que nos sucede, pero en otra persona, es lo que ya trabajamos como proyectivo. Me proyectas tus estados de ánimo, tus conductas, tus emociones, si estas molesto, dices que yo estoy molesta. Ejemplo; termino una relación de pareja, al conseguirme a una amiga le digo “te veo triste” pongo en otra persona el dolor, la rabia, el mal humor etc.  Es más fácil ponerlo en ti, que aceptarlo en mí.

Ahora bien hablar de transferencia es otra cosa, aunque muchas personas unen el concepto psicoanalítico, no lo bajan a la práctica cotidiana. En lo cotidiano se da que la persona que tengo adelante, me sirve para repetir situaciones y deseos tanto reprimidos como no reprimidos y pasados. Se puede dar el caso, que en una relación de pareja, demandamos al otro, que sea esto, aquello o lo otro, que se comporte de X forma, que cambie, que me de tal cosa o que no me de tal otra. Si nos detenemos a pensar le estamos reclamando algo que no nos reclamamos a nosotros mismos y estamos transfiriendo una exigencia, que nos de algo, que no, nos han dado anteriormente.  Ejemplo la ausencia de afecto en una relación insana con el padre; se transfiere al marido, con reclamos, no me haces cariño, no te importo, no me tomas en cuenta etc, se establece el vínculo fantasmal porque te veo como mi padre, y no como mi pareja.

Se definen dos tipos de transferencias, la positiva y la negativa. En la negativa se transfieren los otros sentimientos o deseos reprimidos. Puede ser odio, rencor, rabia etc. En la positiva están los sentimientos como el amor, cariño e inclusive el deseo.

Esto va a afectar la autoestima de la persona, por esta razón en psicoanalista ni juzga, ni da consejos; es importante darse cuenta cuando se hace una transferencia positiva o no, estoy afectando al ser humano que le transfiero mi conducta.

Hasta nuestro próximo encuentro de aprendizaje reflexivo.

Luciamelia

Deja ir los Pensamientos Negativos

 Pasos sencillos para salir de un estado emocional negativo 

Mientras te mantengas con baja energía, los pensamientos negativos persisten y el sistema inmunológico se ve afectado, esto trae como consecuencia que te enfermes.

Ahora te pregunto: ¿Afectando tu salud emocional y física lo vas a resolver? Te cuento que NO, ¿una persona disminuida emocionalmente está en capacidad de tomar decisiones importantes para su vida?

El refranero popular dice que no se toman decisiones ni triste, ni alegre, porque no resultan decisiones sabias, ni duraderas, ni que te aporten ningún beneficio. : ¿Qué beneficios me reporta esta situación? ¿He superado algo similar anteriormente? ¿Qué puedo agradecer a la vida?

Solo te pido que reflexiones, vamos reacciona, tu puedes salir de ese “momento de infelicidad” es sano sentirse así en algún momento, lo que no es sano, es quedarse enganchado en esa emoción negativa. Todo vibra y las emociones nos indican el nivel en el que estamos vibrando y esa vibración nos une a lo semejante.

Vamos de forma consciente a elevar esa vibración:

1. Respira profundo, expira el aire despacio por la boca, repítelo tres veces (3)

2. Recuerda un evento agradable; piensa en una cara sonriente de alguien que ames.

3. Agradece que tienes motivos para sonreír.

4. Repite “me amo y me apruebo” Listo repite tantas ,como un pensamiento negativo llegue a tu mente.

Te recuerdo que la alegría y el optimismo es opcional solo tú lo eliges será fácil, o difícil, solo tú puedes decir. Si te liberas del hábito del drama, el sufrimiento y comienzas a sentir, el maravilloso manantial de amor que te rodea.

Hasta nuestro próximo encuentro de aprendizaje reflexivo para seguir aplicando el ser feliz.

Un abrazo. Luciamelia

EPAASF

Cinco sugerencias para borrar Los Pensamientos Negativos

Al contrario de lo que muchos piensan, la tranquilidad emocional no consiste en la mera inactividad o pasividad de las emociones o las ideas, sino que es un estado mental. La coherencia entre lo que piensas, dices y haces es muy importante para esa paz espiritual. Esa tranquilidad tan necesaria de las emociones para tomar decisiones equilibradas, actuar de forma espontánea desde la alegría que te produce sentirte bien.  No hay fórmulas mágicas, no hay recetas, es una elección de vida educar las emociones, aprender a ser inteligente emocionalmente.

Según la terapeuta española Maite Artiaga, la denominada quietud interior o paz espiritual, puede cultivarse adoptando una serie de nuevas “actitudes y aptitudes”, ante lo que nos rodea.

1.- Medita en silencio:  se recomienda dedicar un espacio diario al silencio, ya que la mente está expuesta a estímulos de toda clase, con lo que al final de la jornada es fácil sentirse agotada y confusa. La soledad puede ser positiva y placentera; es un estado natural y necesario en el ser humano. El quedarte en un estado de quietud mental, el no permitir que los pensamientos se conviertan en monos o micos que brincan de una rama a otra, quitándote la tranquilidad.

2.- La soledad también es buena: es fundamental dedicar unos minutos al día a la inactividad, sin compañía. La soledad ayuda a acercarse al propio ser y a apreciar más el contacto con el mundo.

3.- Vive el presente: otra recomendación es prestar atención al instante que estamos viviendo. Se enfatiza en que el pasado es irrecuperable y el futuro incierto. Sólo disponemos del momento presente. Si nos pasamos la vida recordando acontecimientos pasados o evocando proyectos que han de cambiar tu vida pero raramente se concretan, estamos buscando la felicidad en el lugar donde no está.

4.- Ayuda a los demás: procurar servir al mundo y ayudar a los demás.  Existe una alegría sin causa, que no depende de condiciones externas ni ajenas, que se despliega desde muy dentro de nosotros y brota de saber que tu vida diaria es coherente con el propósito central que da sentido a tu existencia.

5.- Borra todo pensamiento negativo: por último, se sugiere limpiar la cabeza y el corazón de “malas hierbas”. Deshacerse de las culpas, las decepciones, las frustraciones y toda la carga negativa que hemos ido acumulando a lo largo de los años. Ya no existen ni tienen remedio, pero pueden cerrar el paso a iniciativas nuevas e impedir ver cambios enriquecedores.

Borra todo pensamiento negativo, limpia tu mente de las malas hierbas del miedo, el conflicto, el ataque, el maltrato. Aférrate con fe al amor. Ya no existen los obstáculos, el camino está abierto para la paz, la calma, la tranquilidad y la alegría.

Después de la oscuridad llega la luz.

Hasta nuestro próximo encuentro de aprendizaje un abrazo.

Luciamelia

Corazon

El Valor de Compartir todo el año

Más que definir compartir es sentir, parto del principio que para compartir hay que tener, ser, estar y no solo en el orden material, en el orden espiritual, emocional y físico. No, o Si  puedo,  seguir comportándome como un niño que comparte unos caramelos que todavía no ha comprado sus padres, o como el adulto que compra el billete de la lotería y sin haberlo ganado, comparte con todos, haciendo un compromiso que en muchos casos si resulta favorecido no comparte. Es importante no hacer un compromiso de compartir de lo que no se tiene, el sinsabor que dejas en el otro, de desagrado, sin ninguna necesidad.

Consultando fuentes para escribir para ustedes  conseguí  que tienes múltiples ejemplos en la naturaleza cuando un organismo toma oxígeno, sus órganos internos están diseñados para dividir y distribuir la energía recién tomada. Las flores dividen y distribuyen sus semillas. Por esa razón, podemos compartir  disfrutando de su color, belleza, aroma etc. Compartir información como ahora lo hago con ustedes. El filósofo Andrea Braggio poniendo en evidencia la capacidad del hombre de manifestar su propio potencial creativo y llegar a la felicidad cooperando junto a los otros hombres, para reconstruir cada sector de las actividades humanas.

Hablamos en Educación de Aprendizaje Colaborativo, donde el trabajo grupal apunta a compartir la autoridad, aceptar la responsabilidad y el punto de vista del otro, a construir consenso con los demás.  Compartir, entonces, es un acto generoso y solidario para con el otro, en el que uno debe desprenderse de algo, que muchas veces cuesta, para dárselo de manera desinteresada a otro compañero. Se nos enseña desde niños este valor en el proceso de socialización.

Es así como compartir lleva implícito el valor de dar (generosidad) y el de recibir o aceptar lo que la otra persona ofrece. Al #compartir se ofrece internamente una ruptura con el egoísmo. Estamos en una época del año donde se maneja más que nunca el valor del compartir, solo quiero recordarte que tienes tanto para dar y de forma sencilla, una sonrisa a un anciano abandonado, una palabra amable a una persona hostil, un asiento en el transporte colectivo a una mujer embarazada, un abrazo lleno de energía para compartir tus brazos y los latidos de tu corazón con una persona distante, una mano para dar soporte a una persona que va a cruzar la calle, una mano para tomar unas bolsas de mercado, una sonrisa al cajero del supermercado, al jardinero, a quien barre las calles.

Unos buenos días, buenas tardes o buenas noches con tono de alegría. Sé creativo para sentir el valor del compartir;  tienes lo que resta del 2014 y todo el año 2015 para compartir. Me despido de ti compartiendo un gran abrazo virtual y esperando volver a encontrarnos en nuestras reuniones de Aprendizaje Reflexivo.

Luciamelia

La Ansiedad

Vamos a trabajar como tema de información la ansiedad y lo primero es definirla como “una respuesta emocional o conjunto de respuestas que engloba: aspectos subjetivos o cognitivos de carácter displacentero, aspectos corporales o fisiológicos caracterizados por un alto grado de activación del sistema periférico, aspectos observables o motores que suelen implicar comportamientos poco ajustados y escasamente adaptativos”.

Como se come esto en la cotidianidad; La ansiedad tiene una función muy importante relacionada con la supervivencia, junto con el miedo, la ira, la tristeza o la felicidad. Para preservar su integridad física ante amenazas el ser humano ha tenido que poner en marcha respuestas eficaces y adaptativas durante millones de años: “huida/lucha” Es normal con este mundo acelerado en el que vivimos hoy  muchas personas sufran de algún trastorno de ansiedad, generalmente sin saberlo. La ansiedad es un caballo desbocado de emociones que hay que pararlo con conocimiento.

Desde este punto de vista, la ansiedad se considera una señal positiva, de salud, que ayuda en la vida cotidiana, siempre que sea una reacción frente a determinadas situaciones que tengan su cadena de sucesos de forma correlativa: alerta amarilla, alerta roja y consecución del objetivo. Si la cadena se rompe en algún momento y esas situaciones se presentan con asiduidad, entonces el organismo corre el riesgo de intoxicarse por dopaminas o por otras catecolaminas. Esas situaciones ayudan al organismo a resolver peligros o problemas puntuales de la vida cotidiana.

Las personas que padecen de ansiedad experimentan miedos y preocupaciones persistentes no específicos, muy focalizados en asuntos cotidianos. La ansiedad es el trastorno  que afecta a  algunos adultos mayores. Hay que detenerla conscientemente pues se convierte en un enemigo peligroso dentro de uno mismo; en este caso eres tu propio enemigo.

La ansiedad puede ser un síntoma secundario al abuso de medicamentos o sustancias, y los profesionales médicos deben ser conscientes de ello. El diagnóstico de trastorno de ansiedad  se produce cuando una persona ha estado excesivamente preocupada por uno o más problemas todos los días durante seis meses o más.

La persona puede tener problemas para tomar decisiones diarias y recordar compromisos como consecuencia de la falta de concentración que le supone la “preocupación por la preocupación”. Antes de diagnosticar un trastorno de ansiedad generalizada los médicos deben descartar causas de ansiedad inducido por fármacos.

Después de esta información el mejor medicamento para combatir la ansiedad es la risa, el tener la capacidad de reírte de tus pre-ocupaciones anticipadas a algo que no va a pasar y si llegara a pasar lo interesante es estar atento para resolverlo.

Gracias por leer, apoyarnos, compartir esta experiencia de aprendizaje reflexivo para que no te afecte, la alegría es una de las mejores formas de disipar la ansiedad, el utilizar la herramienta del pensamiento positivo son alternativas que tenemos todos para neutralizar estos estados de ansiedad. Un gran abrazo y gracias por informarte.

Luciamelia García

Fuerza de Voluntad

La fuerza es de la Voluntad, comenzamos por decir que podemos tener a nuestro alcance cualquier cosa, si nos empeñamos en ello y aplicamos nuestra voluntad en conseguirlo, lo interesante es que dependiendo de que cosa se trate, habrá o no certeza de lograrlo, lo que se producirá, es un aumento de la probabilidad de éxito, en el hecho que mueve la voluntad.

Me dirán porque hay gente que fracasa en lo que intenta, “eso son solo palabras”, pues bien lo que ocurre es que, por norma general, la persona se desinfla en el camino, comienza con mucha motivación, interés y al presentarse la dificultad lo deja así ¿que paso realmente? No le dedicamos suficiente tiempo, o no nos esforzamos en el grado necesario, al tratar de alcanzar el objetivo o sencillamente nos fallo la fuerza de voluntad, en cualquiera de sus variantes, tiempo, esfuerzo, concentración, motivación económica, falta de refuerzo positivo, apoyo de fulano etc., excusas, puras excusas.

No hay nada imposible de lograr si lo mantenemos en nuestra mente el suficiente tiempo, trabajamos hacia el objetivo, confiando en nuestras posibilidades y aguantamos con firmeza sin abandonar. Siéntela como un músculo que si no lo ejercitas se paraliza, metafóricamente se puede decir que es la llave de oro, que abre todas las puertas.

Se entiende como la capacidad de elección que todo ser humano tiene, es una fuerza que se moviliza con una dirección precisa y determinada. Es diferente de otras conductas humanas, que derivan de dimensiones muy ajenas a la capacidad de elegir, como los impulsos, la conducta instintiva o los reflejos.

La Voluntad esta relacionada con el libre albedrío. Usted es quien hace la elección de continuar, insistir, mantenerse hasta que se haga realidad lo que quiere.

La fuerza de voluntad no es algo que unas personas tienen y otras no; es una capacidad que todos tenemos, siendo la diferencia el grado. Hay quienes tienen una voluntad férrea, hay quien se mantiene firme e inalterable hasta llegar a lo que se ha propuesto, hay quien tiene una ligera voluntad y también quien abandona ante la más ligera dificultad, siendo estas diferencias individuales, lo que marcan la verdadera diferencia en el logro de los objetivos.

Todos podemos mejorar nuestra fuerza de voluntad y hacerlo hasta el punto de sustituir los fracasos por éxitos. No hay formula mágica, solo que todo lo que fortalece la voluntad adelanta el éxito, en contrapartida todo lo que retrasa el éxito debilita la voluntad.

Que puede debilitarla, son muchos los motivos entre ellos la duda, la indecisión, el desgano, la falta de objetivos, la falta de confianza, la impulsividad, los hábitos y no creer en las propias posibilidades.

 

Solo te invito a reflexionar. Hasta nuestro próximo encuentro de aprendizaje.

Un abrazo grande siempre Luciamelia

El Optimismo

El Optimismo es la disposición o tendencia a ver o juzgar lo que sucede de una manera favorable. La persona espera, piensa y siente, que lo que suceda  será favorable, minimizando la posibilidad contraria o la influencia del pensamiento no positivo.

Acepta los resultados desfavorables a su favor, cuando esto ocurre lo hace con agrado, reencuadra rápidamente, procura olvidarlo y avanzar  mirando hacia delante.

La persona Optimista actúa desde la creencia de que cualquier suceso ocurrirá de la manera más apropiada, y que los resultados positivos, son los que tienen más probabilidad de producirse. No cree que las cosas se solucionen por si sola, por arte de magia, solo valora las posibilidades y actúa, actúa en consecuencia.

Ser optimista significa elegir lo positivo, mirar los aspectos favorables en todo, inclinarse por la felicidad, antes que la infelicidad, la sonrisa y no el disgusto. Afronta la adversidad con mayor confianza y tranquilidad, esto le permite que su temperamento emocional se vea menos afectado.

Es una elección  personal, una actitud determinada sobre la percepción de la realidad, que permite elegir como prioridad lo positivo. Se aprende, se desarrolla y se transforma en un habito, cuando todo va bien, ser optimista es fácil, lo interesante es cuando cambian las situaciones y se mantiene, dado que la percepción de la dificultad es temporal, especifica y no personalizada, es una percepción mas saludable, los problemas están circunscritos  a un momento en el tiempo, no teniendo por lo tanto duración indefinida.

El Optimista sabe que una situación a resolver no abraca todas las áreas de su vida, es solo una parcela, que se presentan de vez en cuando y luego desaparecen, las situaciones desfavorables son al fin y al cabo, parte de la mecánica de la vida, por lo que hay que aprender a convivir con ellas cuando hacen acto de presencia, trabajando para que perturben lo mínimo y poder disfrutar de la vida.

El Optimista busca opciones constantemente, sabe que todo se puede mejorar, por ello puede afrontar  las situaciones por su mejor lado, sin dejarse amedrentar, sabe que los obstáculos son manejables y muchas veces con determinadas situaciones, así que no se asusta y aprovecha cualquier oportunidad para salir victorioso, lo que normalmente  termina por conseguir.

Ser Optimista tiene grandes ventajas porque influye en la Felicidad personal y en la Calidad de Vida.

Luciamelia García