Archivo de la etiqueta: pensamiento positivo

epaasf

¿Cuál es la diferencia entre el carácter y el temperamento?

El temperamento son tendencias básicas en las emociones características en un individuo, es hereditario y de él depende originariamente la impulsividad y emotividad del individuo, es estable, difícil de modificar.

El carácter es el tipo de conducta característico de un individuo en diversas situaciones, la palabra carácter posee múltiples significados. En un determinado contexto, hablar del carácter de un hombre permite hacer mención a su personalidad y temperamento. Se trata de un esquema psicológico, con las particularidades dinámicas de un individuo.

El carácter no es algo que se traiga desde el seno materno, sino que se ve afectado rotundamente por el medio ambiente, la cultura y el entorno social donde cada persona se forma. Hay una línea estrecha entre el carácter y el temperamento. El temperamento influye en la forma de manifestarse el carácter.

Es modificable el temperamento?  no, el carácter sí.

¿Para qué me sirve conocer mi tipo de temperamento? Mientras más conozca de mí mismo, más consciente puedo seguir con mis fortalezas y debilidades o sencillamente comenzar a hacer un cambio en mí, si las relaciones afectivas se ven amenazadas con una ruptura por mi temperamento, al conocerme comienzo un proceso de auto-control para modificar mi carácter.

Sé que cada uno espera que le de recetas para aplicar, no las hay, cada ser humano es único, sería poco ético sin conocer el caso completo de una persona, dar indicaciones genéricas.

Solo voy a poner un ejemplo de un temperamento puro, el caso: Si soy una persona negativa, pesimista y crítico, obedezco claramente al temperamento melancólico, es importante que trabaje constantemente contra su espíritu de crítica, que proyectan hacía los que lo rodean como hacía sí mismo, razón por la cual suele sentirse sumamente disconforme consigo mismo.

Se sugiere buscar el lado positivo de la situación, buscar con optimismo una solución posible, controlar la crítica, aportando mejoras a lo que no le gusta.

Hasta nuestra próxima reflexión de aprendizaje, seguiremos ampliando sobre el tema, un abrazo de corazón a corazón.

Luciamelia

 

Las Tres Rejas

Un joven discípulo de un filósofo sabio llega a casa de éste y le dice:

-Escucha, maestro. Un amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia…

-¡Espera! –Lo interrumpe el filósofo- ¿Ya hiciste pasar por las tres rejas lo que vas a contarme?

¿Las tres rejas?

-Sí. La primera es la verdad. ¿Estás seguro de que lo que quieres decirme es absolutamente cierto?
-No. Lo oí comentar a unos vecinos.

-Al menos lo habrás hecho pasar por la segunda reja, que es la bondad. Eso que deseas decirme ¿es bueno para alguien?
-No, en realidad, no. Al contrario…

-¡Ah, vaya! La última reja es la necesidad. ¿Es necesario hacerme saber eso que tanto te inquieta?
-A decir verdad, no.

-Entonces –dijo el sabio sonriendo- si no es verdadero, ni bueno, ni necesario, sepultémoslo en el olvido.

Antes de participar en un chisme o habladuría sobre otro ser humano pásalo por las tres rejas. Hasta nuestro próximo encuentro de aprendizaje reflexivo.

Luciamelia

El Amor y el Apego

Es válido que al nacer todos tengamos un programa emocional instalado del amor, el miedo y la ira, como las tres emociones básicas con las que venimos al mundo, a medida que vamos creciendo se aprende a manejar el miedo y la ira, más el programa del amor permanece instalado.

Lo que llamo programa emocional instalado, no es otro término que las emociones primarias, ellas son naturales, cumplen una función adaptativa, biológicas, no aprendidas, se agotan en sí misma y las secundarias son los programas que instala la mente consciente, a diferencia de las primarias no se agotan a sí mismas y pueden permanecer por años o toda la vida.

Si las dejamos actuar libremente y no las controlamos o eliminamos (suprimir) nos enfermamos, son expresiones de la mente. Algunos ejemplos:

  • El dolor la información corporal que nos permite saber cuándo un órgano anda mal, se extendió a supuestos órganos mentales y nació el sufrimiento.
  • EL Miedo, el encargado de protegernos ante el peligro, se trasladó anticipatoriamente y se creó la ansiedad.
  • La tristeza, que permite desactivar el organismo para su posterior recuperación, se generalizó en un sentido autodestructivo en lo que se conoce como depresión psicológica.
  • La ira, la principal fuerza interior para vencer obstáculos, se almacenó en forma de rencor y resentimiento.
  • El amor, la más poderosa e importante de las emociones, fue duramente restringida o convertida en apego al placer.

El aparato mental humano creó una dimensión artificial paralela a la realidad fisiológica, invadió los terrenos de lo natural y se apropió indebidamente de siglos de evolución. Todo esto nos ha llevado a que muchas personas confundan el amor con el apego.

La teoría del apego afirma que el apego afectivo de aves y mamíferos es un proceso del desarrollo psicológico del animal, incluyendo el humano, que se desarrolló como una tendencia de adaptación para mantener proximidad a la figura del progenitor. La necesidad del bebé de estar próximo a su madre, de ser acunado en brazos, protegido y cuidado ha sido estudiada científicamente. El bebé –según esta teoría- nace con un repertorio de conductas las cuales tienen como finalidad producir respuestas en los padres: la succión, las sonrisas reflejas, el balbuceo, la necesidad de ser acunado y el llanto, no son más que estrategias por decirlo de alguna manera del bebé para vincularse con sus papás.

Con este repertorio los bebés buscan mantener la proximidad con la figura de apego, resistirse a la separación, protestar si se lleva a cabo (ansiedad de separación), y utilizar la figura de apego como base de seguridad desde la que explora el mundo. Hasta aquí como punto de referencia vamos bien, está demostrada esta necesidad en los primeros años de vida.

¿Qué pasa después cuando eres adulto y te enamoras? En este caso La dependencia nace de la necesidad, mientras que el amor nace de la libertad. Hay personas que no están bien en una relación de pareja, pero aun así, generan un apego insano con el otro y sienten una total incapacidad de renunciar a ese vínculo afectivo aunque en su interior sepan que se ha roto el amor sano. Que pasa aquí en esta relación porque sabiendo que no estás bien, te mantienes será: ¿Inseguridad?, ¿Miedo? o ¿Necesidad?.

Muchas veces lo repito en mis artículos, creo en la relación de pareja, creo en el matrimonio sano, creo en el amor sano. Cuando una persona está enamorada lo sabe, lo siente, lo vive en cada pulsación, porque el organismo se encarga de avisarle. No pasa desapercibido. Los síntomas son evidentes, tanto a nivel fisiológico como psicológico. Si alguien no se diera cuenta de que el amor lo está atravesando de lado a lado, deberíamos pensar en algún daño neurológico incapacitante, quizás una esquizofrenia catatónica, un autismo avanzado o algún tipo de mongolismo enmascarado .El amor nunca es ignorante, el amor se siente, se vive, se transmite, se disfruta, se comparte, se vibra en libertad; donde dos seres son uno, sin apego, sin pertenencia de la otra persona, sin ahogar el amor con maltratos, celos, descalificaciones, el amor que no te llena de paz, de alegrías, de tranquilidad definitivamente no es amor es apego.

Hasta nuestro próximo encuentro de aprendizaje reflexivo, gracias por leer, compartir y seguirnos, un abrazo grande.

Luciamelia

Juegos de Ayer…

Hubo una época en que los niños y niñas jugaban y se distraían con lo más sencillo, su imaginación. Dice la abuela Mamina, se rezaba, hacía tareas y se iba a jugar a la calle con los vecinos; qué tiempos aquéllos  #juegos infantiles clásicos o tradicionales, que se realizan sin ayuda de juguetes tecnológicamente complejos, sino con el propio cuerpo o con recursos fácilmente disponibles en la naturaleza (arena, piedrecitas, ciertos huesos como las tablas, hojas, flores, ramas, etc.) o entre objetos caseros (cuerdas, papeles, tablas, telas, hilos, botones, dedales, instrumentos reciclados procedentes de la cocina o de algún taller, especialmente de la costura).

También tenían la consideración de tradicionales los juegos que se realizaban con los juguetes más antiguos o simples (muñecos, cometas, peonzas, pelotas, canicas, dados, etc.), especialmente cuando se autoconstruyen por el niño  (caballitos con el palo de una escoba, aviones o barcos de papel, disfraces rudimentarios, herramientas o armas simuladas); e incluso los juegos de mesa (de sociedad o de tablero) anteriores a la revolución tecnológica (tres en la raya, parchis, juego de la oca, barquitos, etc.) y algunos juegos de cartas.

Estos juegos estaban basados en la interacción  entre dos o más jugadores, muy a menudo reproduciendo roles con mayor o menor grado de fantasía . Generalmente tenían  reglas sencillas. Las relaciones sociales establecidas por los niños en los juegos, especialmente cuando se realizan en la calle y sin control directo de los adultos (juegos de calle), era una verdadera cultura propia que se denomina cultura infantil callejera. Cuando la totalidad de la vida de los niños se desarrolla autónomamente y de forma ajena al cuidado de los adultos, se habla de niños de la calle.

Las relaciones entre niños (tanto las debidas al juego como a otras interacciones) que tienen lugar dentro del entorno escolar son una parte fundamental del denominado curriculum oculto. Yo en mi época de Maestra disfrutaba mucho esos juegos que implicaban actividad física , casi siempre ejecutados al aire libre, e incluían alguna forma de expresión corporal. Hoy en día se dice que sirven para el desarrollo de habilidades motrices como saltar, correr o caminar, entre otros.

Será por eso que en mis tiempos los niños eran sanos y los padres no tenían tiempo de estar buscando tantas enfermedades como hay hoy “que si déficit de atención y otras cosas que no sé  cómo se llaman. Por su relación con la denominada  fase de la expresividad motriz de la psicomotricidad  son también llamados #juegos motrices. Se realizaban desde muy temprana edad, constituyendo una necesidad para el desarrollo: los bebés, espontáneamente o estimulados por sus padres o hermanos, comenzaban su relación con el juego girando ante sus ojos sus propias manos (en español se les canta la canción cinco lobatos, cinco deditos) o tapándose con ellas los ojos (un juego similar al escondite, que se denomina cu-cu o cu-cu-tras). Bueno mi cielo voy a dormir otro día te cuento más de los juegos divertidos de antes.

Solo te invito como adulto a reflexionar sobre este tema, cuanto perdimos y perdemos en los colegios por no conducir estos juegos y en nuestras casas.

Un gran abrazo hasta nuestro próximo encuentro de aprendizaje reflexivo.

Luciamelia

¿Y TU CUANTOS JUEGOS RECUERDAS?

Pensamiento Positivo

El pensamiento es la actividad y creación de la mente; todo aquello que es traído a existencia mediante la actividad del intelecto.

El término es comúnmente utilizado como forma genérica que define todos los productos que la mente puede generar incluyendo las actividades racionales del intelecto o las abstracciones de la imaginación; todo aquello que sea de naturaleza mental es considerado pensamiento, bien sean estos abstractos, racionales, creativos, artísticos, etc. Podemos decir entonces que Pensar: es formarse ideas en la mente.

Reflexionar.

  • El pensamiento es lo que cada día un individuo posee y lo va desarrollando conforme va aprendiendo.
  • El pensar lógico se caracteriza porque opera mediante conceptos y razonamientos.
  • Existen patrones que tienen un comienzo en el pensamiento y hace que el pensamiento tenga un final, esto sucede en milésimas de segundos, a su vez miles de comienzos y finales hacen de esto un pensamiento lógico; esto depende del medio de afuera y para estar en contacto, con ello dependemos de los cinco sentidos.
  • El pensar siempre responde a una motivación, que puede estar originada en el ambiente natural, social o cultural, o en el sujeto pensante.

Si leíste hasta este momento esta información, quiero recordarte que tú eres quien está en tu mente; que solo tú eres responsable de pensar en negativo o en positivo. Quiero invitarte a pensar en positivo, con la reflexión positiva de lo que te sucedió en el día, no vas a ganar nada con atormentándote mentalmente con algo que no puedes resolver antes de dormir, perdón si vas a lograr algo y sabes que es el insomnio, no poder dormir porque tus pensamientos negativos no te dejan; solo te invito antes de dormir traer a tu mente lo positivo del día y mañana a primera hora, te pones en acción para resolver eso que te angustia.

PIENSA BONITO Y SOÑARAS MAS BONITO.

Luciamelia Garcia

Que nos pasa….

Hemos perdido en el tiempo, el agradecer, compartir, convivir y comunicarnos con nosotros mismos de forma sana y natural para poder hacerlo con él otro, hemos llenado nuestra mente de tantos pensamientos negativos la desconfianza, el dolor, el sufrimiento que nos quedamos paralizados afectivamente; que la vida se convierte para muchos en resentimiento y quejas de lo que me falto, lo que no me dieron, lo que me quitaros, lo que la otra o el otro se llevó que era mío.

Lo que es tuyo no te lo quita nadie y ¿sabes porque? Por qué lo único que es tuyo eres tú, te ¿suena duro?, esa es una de las verdades que más duelen, lo que llega a tu vida es para bien, lo que sale de tu vida es para bien. Sé que te vas a molestar con esta afirmación, cuando una relación de pareja, familiar, amistad o de trabajo se termina, se termina; se vive un duelo, se hace una reflexión: lo que hiciste, lo que dejaste de hacer, en relación al pasado y te pregunto:  ¿ qué vas a hacer si llega una nueva pareja?, con las nuevas amistades, para restaurar el vínculo familiar perdido; es muy cómodo reflexionar sin actuar; muy muy cómodo pasarle factura a quien no te hace daño, solo porque ahora, no vas a permitir que te hagan daño otra vez. ¿Y tú, qué cambiaste? ¿Qué aprendiste? ¿Qué tienes que cambiar dentro de ti para mejorar?

Revisa cuando dejaste de agradecer a la persona que tienes a tu lado, expresas acciones de afecto, reafirmas el amor que sientes, no son solo palabras, hay seres que necesitan más demostraciones de afecto y agradecimiento que otros, un abrazo de corazón a corazón, una sonrisa de aprobación y complicidad. Cuando dejaste de compartir y solo reclamas, te quejas, que no comparten contigo y tú te preguntas ¿Qué es compartir? Estas tan sumido(a) en la queja y el reclamo que se te olvido que una sonrisa es compartir, que ver una película acostados y tocarse los pies es compartir, que un plato de comida servido con amor es compartir, que sentarme a conversar mientras el otro o la otra come es compartir; ahora aparece alguien que dice “Estos son conceptos machistas” pues sabes hay muchas mujeres solas y muchos hombres solos por el machismo y el feminismo.

Pues bien comunicarnos es bailar un mismo baile, bajo una misma canción, con la sintonía del amor que une a las personas. Comunicarnos es darle paso al pensamiento positivo para poder sentir afectivamente con el otro, desde ti. Comunicarnos es sentir, hablar y actuar desde ti, para crear la armonía, la belleza, la unión, la convivencia y el agradecimiento en todas las relaciones.

Hasta nuestro próximo encuentro de aprendizaje reflexivo, para seguir aprendiendo a ser feliz, un abrazo grande.
Luciamelia

El maravilloso Encuentro

Entre la Escuela del Corazon y la Escuela para Aprender a ser feliz.

Quiero contarles que cuando uno admira y sigue a un autor como José María Toro y después la vida te da la oportunidad de conocerlo personalmente, se convierte en un verdadero regalo. Regalo que comienza de una manera creíble y armónica en una reunión de amigos de La Escuela para Aprender a Ser Feliz. Surge que José María está en Canarias y va a dictar un curso, inmediatamente  manifiesto a mis amigos de la Universidad de La Laguna, lo interesada que estoy de conocerlo, acto seguido aparece una invitación en mi email al Curso, ( gracias Helena, gracias Amador, gracias Antonio) no creo, para nada, en las casualidades, creo en Dios y en las causalidades.

Así me veo sentada frente al Maestro como una inquieta aprendiz, dispuesta a  participar del acto  más noble que un ser pueda aportar como Maestro,  que como  lo define en el prólogo de su libro  Educar con el Co-razón Silvia de Toro, “ser maestro es más que enseñar”.  Relatar la experiencia vivida en el curso con José María Toro y su Escuela del co-razón  en Tenerife (Islas Canarias, España) fue para mí un reencuentro como Maestra con la Pedagogía sencilla, simple y creativa como él te la hace vivir, a través de su presencia, presencia abierta,  presencia que actúa, presencia que expresa y se expresa con el cuerpo, con la sonrisa, con la voz.

Cuando explicaba en entrega total de la experiencia, la importancia de la cara del educador como “el espejo público”  convertido en un reencuentro consigo mismo y también en un espacio para el reencuentro con los niños,  yo miraba la coherencia entre lo que dice, lo que escribe , lo que transmite y lo que siente; una sola línea  directa al corazón de un amor que se desborda a manos llenas por lo que hace, que se desborda en la emoción serena y plácida de ser maestro real del corazón. Ese corazón que tantos docentes dejan en casa, en la paga por la jornada y no contactan con los discípulos pequeñitos que solo buscan su corazón, esa vocación perdida en las facultades de educación abarrotadas de alumnos que no consiguieron cupos en otras carreras y terminaron en educación.

Donde tampoco sus ojos hacen contacto con el corazón del docente universitario para retomar, reencausar su vocación. Cada anécdota, ejercicio, reflexión era un reencuentro con ese amor por la actividad docente.  El tema de la sonrisa me impactó y más ahora con el libro en mi mano y en mi co-razón “Hoy, quizás más que nunca, es preciso devolverle la sonrisa a los rostros de los niños y al semblante de sus maestras y maestros” y yo algo atrevida como directora de la Escuela para Aprender a Ser Feliz les digo: hay que devolverle la sonrisa al mundo “Maestros de la Alegría”, a cada uno de ustedes que  leen ahora, es que tendremos responsablemente que convertirnos en un ejército silencioso de sonrisas para el mundo, desde tu casa hasta la casa de los otros o la casa de todos.

El maestro José María dice: “La sonrisa ha de estar presente” en las escuelas. Sin sonrisas y sin alegrías que ella dibuja o revela, no hay educación saludable ni gozosa. Es preciso recuperar la escuela, la educación toda, como un espacio para la sonrisa, el humor y la alegría”.  En total acuerdo maestro, en total acuerdo del corazón, gracias, gracias, gracias, por permitirme ser tu discípula, por permitirme  afianzar que es una obligación de todos los que estamos en el camino de la educación, unirnos en un solo camino para recuperar, retomar y devolverle al maestro su espacio, a la escuela su lugar, a los niños y adultos, su derecho a ser feliz con co-razón.

Gracias, gracias, gracias, maestro, por recordarnos a todos los profesionales de todas las disciplinas, que para estar donde cada uno tiene hoy en día un espacio como: médicos, ingenieros, periodistas, abogados, psicólogos, administradores, economistas, enólogos, geólogos, maestros, profesores, filósofos, trabajador social, musicólogos, informáticos, cocineros, enfermeras, amas de casa, plomeros, albañiles, astrólogos, carpintero, bibliógrafos, bibliotecarios, biólogos, climatólogo  etc, pasaron por las aulas de una escuela.

Gracias por leer; les recomiendo ampliamente el libro de José María Toro Educar con “ Co-razón”

Un gran abrazo hasta nuestra próxima reflexión de aprendizaje feliz, un gran abrazo.

Luciamelia García

 

¿La mendicidad Afectiva tiene cura?

Cada vez que atiendo una persona por problemas de pareja sea hombre o mujer y me expresan un desgarrador dolor por la pérdida de una relación, por el cierre de un ciclo afectivo de vida, con una persona, suplica, pide oportunidad de renovar, de corregir el error, pide perdón, se siente humillado(a) herido (a) etc.

Me pregunto: ¿dónde están los contratos de amor eterno?, ¿dónde se firman?, ¿Dónde aprendí el modelo del drama desgarrador?..

Cada país tiene sus modelos de sufrimiento y drama, en fin investigue la palabra drama y esto es lo que conseguí: Drama es una palabra que proviene del griego δράμα y significa “hacer” o “actuar”. Suele llamarse drama únicamente a aquella obra que incluye ciertos elementos, especialmente cuando tiene un “final trágico”, pero el término hace referencia también a las obras cómicas (al menos en la cultura occidental, donde se considera que nació del término drama) y además incluye, pues, la tragedia y la comedia.  Además, a esto se suma la farsa, considerada como género imposible. Todos ellos tienen en común la representación de algún episodio o conflicto de la vida de los seres humanos por medio del diálogo de los personajes o del monólogo.

En el género dramático, el autor lleva el desarrollo de la acción a la escena: los hechos no se relatan, sino que se representan. Su forma expresiva es el diálogo y los personajes adquieren vida gracias a unos actores que lo escenifican. El teatro es la concreción del drama e incluye la actuación, la música, etc. “Quiéreme por piedad yo te lo pido”….. (Canción). Es decir, elementos que no le son propios al drama como realidad lingüística acotada solamente al discurso. El análisis de un drama puede hacerse desde la crítica literaria, mientras que el análisis del teatro debe incluir factores como la actuación, la evaluación del espectáculo, los músicos, la iluminación, etc.

Sera aquí donde está el origen del sufri-miento por amor, donde la diferencia es que cada uno escribe su guión de sufrimiento del amor, que las expectativas de una sola parte era para toda la vida o de las dos parte pero una de ellas resolvió hacer el para toda la vida, con otra persona u otras y no le llego su para toda la vida.

El amor no es un drama o una comedia, el amor implica sentimientos y madurez de decisiones, la vida no se termina porque te desgarres en sufrimiento y sé que alguien saldrá a decirme que solo Dios te dará la paz, no lo voy a poner en duda soy cristiana, pero la gente tiene que resolver su problema de autoestima, de asertividad, de saber que no puedes obligar a ninguna persona que te amé como tú quieres, si tú no te amas, si tú no te respetas.

Cuando una relación finaliza y el amor es verdadero no cargado de dolor, rabia y odio, sigue estando el amor allí, intacto, solo que pasa a otro orden de amor  que se llama respeto a lo que viviste y sentiste, amor a la madre de tus hijos, amor al padre de tus hijos etc si es el caso, amor y agradecimiento a la persona con la que compartiste momentos mágicos y maravillosos.

Sin maltratar lo bonito que se vivió y que ya paso, el mendigo afectivo se queda en el dolor, en el drama, en la rabia, en el odio suplicante que lo vuelvan amar y la otra persona se convierte en el verdugo que castiga con la ausencia de afecto por el supuesto daño que le hicieron, al final ambos están enfermos al no saber manejar sus emociones, desde el verdadero amor, no puede hablar con la otra persona en forma natural, en función de ese amor que se juraron eterno y que compartieron en un momento como adultos responsables que se unieron para disfrutar y construir un espacio de alegría y felicidad.

¿Qué te impide escribir una comedia alegre de un final feliz, armónico, de gran aprendizaje para ambos? ¿Serán los modelos aprendidos?

Reflexiona el amor no se acaba, cuando es amor verdadero desde el alma, el amor no es sufrimiento, el amor en que no sientes paz  y tranquilidad no es amor es apego. No perdiste nada, al contrario aprendiste muchísimo y seguirás aprendiendo.

Un gran abrazo de mi corazón enamorado a tu corazón. Hasta nuestra próxima reflexión.

Luciamelia

Nube Negra

Cuando te conviertes en NUBE GRIS y todo lo sientes negativo,  vas creando en tu vida un mundo de obstáculos,  apasionadamente  una tragedia, una queja constante, una tristeza permanente, un dolor sin calmante, los amigos te dejan solo, la gente te saca el cuerpo y te sientes desdichado, lejos de pensar lo bueno que eres y lo malo que son los demás, sería interesante hacer  una revisión objetiva de tu conducta.

Lo que para ti se ha convertido en un hábito:

1. La Queja constante, todo está caro, en este país no se puede vivir, me duele aquí, me duele allá, que frio, que lluvia, que calor, estos chicos dejan todo tirado, etc

 2  La Crítica sin tregua “eres un desordenado, todo lo haces mal, la hija del vecino está embarazada, la mujer de fulano le monta los cuernos……

3- El arte del casquillo “te vas a dejar…  yo tu….” Dile a fulano lo que se merece, no te quedes callado” “Tus hijos  creen que eres su sirvienta cántale que tu casa no es un hotel, hostal o residencia” Eso es lo que te da de dinero……… a mi……. No lo puedo creer…… yo tu…….

En fin podría hacer un tratado sobre el tema y seguiríamos igual, si te pareces al personaje que describo  tienes una enfermedad que se llama VIDERECU, te explico:

      • VI      soy  una VIctima
      • DE     tengo DErecho a más
      • RE     me REscataran
      • CU    otras personas tienen la CUlpa

Esta es una elección de vida si quieres seguir viviendo de esta forma y este es tu concepto de felicidad, se respeta, pero también te proponemos un Modelo diferente…

Comienza por dejar de Quejarte, aprende a AGRADECER

Destierra de tu vida la Critica, sustitúyela por Mejora si lo que otro hace no te gusta hazlo tu mejor.

No pierdas tus amigos Casquilleros, que te comen el coco, sencillamente respétalos pero no juegues su juego, tienes tantos derechos y deberes como límites.

Recuerda sustituir la palabra Culpa por RESPONSABILIDAD

Finalmente:   Las “hormonas del bien-estar”, que mejoran el estado de salud, son las que están unidas al amor, la ternura, la alegría, y, por el contrario, “las hormonas del estrés” van de la mano de la tristeza, el miedo, la cólera o los celos, la crítica, la queja…

¡!!!!ES TU ELECCION ¡!!! Un abrazo de corazón a corazón hasta la próxima ¡Sonrisa!

Luciamelia

Decalogo del Optimista

1…Los optimistas se aman, procuran un alto nivel de autoestima, se valoran y aprovechan lo mejor posible sus talentos personales innatos.

2…Los optimistas aceptan a los demás como son, y no malgastan energías queriendo cambiarlos, sólo influyen en ellos con paciencia y tolerancia.

3…Los optimistas son espirituales, cultivan una excelente relación con Dios y tienen en su fe una viva fuente de luz y de esperanza.

4…Los optimistas disfrutan del “aquí” y el “ahora”, no viajan al pasado con el sentimiento de culpa ni el rencor, ni al futuro con angustia. Disfrutan con buen humor y con amor.

5…Los optimistas ven oportunidades en las dificultades, cuenta con la lección que nos ofrecen los errores y tienen habilidad para aprender de los fracasos.

6…Los optimistas son entusiastas, dan la vida por sus sueños y están convencidos de que la confianza y el compromiso personal obran milagros.

7…Los optimistas son íntegros y de principios sólidos, por eso disfrutan de paz interior y la irradian y comparten, aún en medio de problemas y crisis.

8…Los optimistas no se desgastan en la crítica destructiva y ven la envidia como un veneno. No son espectadores de las crisis
sino protagonistas del cambio.

9…Los optimistas cuidan sus relaciones interpersonales con esmero, saben trabajar en equipo y son animosos sembradores de fe, esperanza y alegrías.

10…Los optimistas también tienen épocas difíciles, pero no se rinden ni se dejan aplastar por su peso, ya que saben que aún la noche más oscura tiene un claro amanecer y que por encima de las nubes más densas sigue brillando el sol; que todo túnel, por más largo y oscuro que sea siempre tendrá otra salida y que todo río siempre tiene dos orillas.

Compasión o Pasión

Compasión de dónde sale la palabra para darle tanta importancia en la Escuela para Aprender a ser feliz. La palabra se nos inculco desde niños, “padecer del lado del que sufre”. La escuela de la vida reforzó el modelo con la culpa, mostrando un mecanismo de compensación, sino comparto y vibro con el sufrimiento del otro, no lo quiero, no siento compasión, no tengo corazón, me siento mal, en fin, esto trae como consecuencia que mucha gente, ayude a otro, solo para no sentirse culpable y no por el placer de ayudar.

El placer de compartir tiempo y dinero para ayudar al que necesita, sin sentirte culpable. El placer de ayudar sin que te importe que otros te señalen como tonto, explotado o como muchos dicen “demasiado buena gente” y perder la actitud de adulto solidario, que en algunos casos, hace que te sientas mal, por actuar desde el corazón. Que queda claro aquí, que no se enseñó, ni se enseña, la actitud de servicio, la caridad, la solidaridad, como el placer de ayudar al otro, el verdadero solidario, es el que presta la ayuda, disfruta de su contribución: espiritual, afectiva, emocional o material desde la alegría de estar presente, de estar allí para el otro.

Otra manera de disimular la culpa es la lástima, si la culpa es la transformación de los sentimientos auténticos en un falso sentimiento, la lástima es el sentimiento, de los que se sienten, por encima de los demás, es lo peor, que se puede sentir por alguien, es la descalificación total.

Cuando actúas desde el amor para ser solidario, es desde la “Con” pasión; La pasión de todo lo que haces, quien descubre el placer de ayudar con-pasión, es la elección de tu propia conducta como adulto sano, no por lo que otro dice o dirá de ti, si no solo porque disfrutas y eres feliz al hacerlo. Recuerda lo harás por ti, por el placer que te produce ayudar, por lo tanto al que ayudas nada te debe.

Compasión o Con “Pasión” , el adulto sano, disfruta y es feliz ayudando al otro. Lo hace no por él que ayuda, no por compasión, sino “con pasión”.

Por ello al que ayudas, no te debe.
Hasta la próxima ¡Sonrisa! Un abrazo de corazón apasionado a corazón con Pasión.
Luciamelia